Menu

La tomografía Axial Computarizada (TAC)

Es un estudio de radiología que se emplea para obtener imágenes en diferentes cortes de cualquier parte del cuerpo humano, de una forma rápida y sencilla, que en ocasiones requiere el uso de medios de contraste para mejorar la calidad de las imágenes y tener mayor utilidad clínica; una de sus ventajas es proporcionar mayor cantidad de imágenes y de mejor calidad comparado con una radiografía convencional; es útil en el estudio de extensión de cánceres ( cáncer de mama, pulmón, próstata entre otros) y que en caso de urgencia puede revelar lesiones o hemorragias internas lo suficientemente rápido para ayudar a salvar vidas. En general la cantidad de radiación recibida no tienen efectos secundarios en la mayoría de los casos.

 


Regresar a Glosario